Por la fecha 22 de la Superliga, el Globo cosechó una importante victoria por 1 a 0 con gol de Nicolás Silva en el Hilario Sánchez de San Juan ante San Martín, en un tarde calurosa donde otra vez hubo una polémica en el arbitraje, tras la expulsión de Hugo Nervo por una supuesta mano que no fue.

El conjunto técnicamente dirigido por Gustavo Alfaro venía de empatar con Banfield en el Tomás Ducó y sabía que la manera de hacer valer ese empate era sumando puntos en la provincia cuyana ante el equipo de Walter Coyette, ex Globo. En ese sentido, el director técnico quemero paró a cuatro jugadores en la parte delantera, con Diego Mendoza como único punta, quien volvió a jugar tras cuatro fechas.

Por su parte, el equipo sanjuanino arrastraba una performance bastante irregular, teniendo en cuenta que en los anteriores cuatro partidos de local, sólo había ganado uno. Así planteadas las cosas, y tras varios minutos sin grandes aproximaciones pero con claro dominio del local, recién a los 19 llegó la primera jugada, en los pies de Ricardo Noir. El volante recuperó la pelota tras un error en la defensa del Santo, avanzó unos metros por el andarivel izquierdo de ataque y envió un centro que por centímetros no pudo desviar Mendoza.

Eso fue lo que parecia que necesitaba Huracán, despertarse, porque solamente dos minutos después fue el turno de Nicolás Silva. El volante ex Colón recibió la pelota que despejó la defensa del Globo, se adelantó unos metros y cuando quedó solo ante los dos centrales en las puertas del área grande, remató cruzado y al ras del suelo. Luis Ardente no llegó y fue gol para Huracán, que no la estaba pasando del todo bien.

Luego del tanto y de unos minutos de mejoría en lo futbolístico, el conjunto de Alfaro volvió a caer en rendimiento, lo que le costó varios sustos en el área de Marcos Díaz. La más peligrosa fue sin dudas la de Claudio Mosca, quien a los 31 minutos y luego de una gran jugada colectiva y personal, quedó solo frente al portero y definió al segundo palo, pero Carlos Araujo estaba bien ubicado y con un arrastrón providencial logró sacar la pelota en la línea de gol y salvar al arco quemero.

El primer tiempo no tuvo mayores emociones a esa altura, algo que iba a cambiar rotundamente en la segunda mitad, sobre todo en el último cuarto de partido. Luego de una llegada de Noir en los primeros minutos del complemento que Ardente tapó sin problemas, el partido cayó en una meseta futbolística, aunque con un dominio del balón constante de San Martín, tal como había ocurrido en los primeros 45.

La situación se agravó a los 26 minutos, cuando Darío Herrera cobró una mano inexistente a Hugo Nervo tras una jugada en la que se arrojó al piso para quitar la pelota, la que le había pegado en el glúteo derecho. Fue la segunda amarilla -luego de una falta que había cometido en el primer tiempo- y la expulsión para el capitán; el segundo error arbitral en dos fechas, tras el penal mal cobrado ante Banfield. En ese momento estaba por ingresar Fernando Coniglio al campo, pero Alfaro tuvo que volver en sus pasos y quien entró para reforzar el fondo fue Federico Mancinelli.

Fue desde aquel momento que Marcos Díaz se volvió la figura indiscutible del equipo y del partido. Justamente a los 36 minutos el arquero santafesino tuvo una tapada providencial al ingresado Emiliano Agüero, quien le pegó de afuera del área tras un mal despeje que le quedó en los pies. El rebote le quedó luego al uruguayo Álvaro Fernández, quien disparó muy mal y la envió por encima del ángulo izquierdo del arco del Globo.

Un minuto después fue el turno de Mosca, que recibió la pelota de espaldas al arco de Marcos Díaz y con una buena media vuelta disparó y pasó por muy poco al lado del palo derecho. Sin dudas era todo de San Martín, que momentos después tuvo otra chance clara en la cabeza del delantero Facundo Barceló, que Díaz despejó al córner.

Antes que terminara el encuentro, el atacante Pablo Magnín tuvo dos chances muy claras. La primera fue de tiro libre en la puerta del área grande, que encontró muy bien parado a Díaz. La segunda del ex jugador de Instituto de Córdoba -y última del partido- tuvo lugar luego de una carambola dentro del área quemera, que le quedó en los pies, pero cuando se dispuso a rematar ya tenía al arquero encima, que evitó así el empate.

A esta altura del torneo, no es posible discutir la efectividad del conjunto dirigido por Gustavo Alfaro, que ya cosechó 37 puntos en 22 partidos jugados, se alejó definitivamente de la zona del descenso por esta temporada y además está luchando por ingresar a una copa internacional el año que viene. Si del nivel de juego se trata, es posible criticar algunos aspectos, como el bajo dominio del balón que suele tener el equipo o la poca creación de jugadas colectivas. No obstante, la actualidad de la institución requería ganar partidos y sumar puntos, y eso está haciendo.

Para la semana entrante, por la fecha 23 de la Superliga, Huracán se enfrentará a Argentinos Juniors en el Ducó el viernes 13 a las 21:15hs, en lo que será un gran duelo de dos equipos porteños de muy buena actualidad y que luchan por disputar un certamen internacional en 2019.

The following two tabs change content below.

Kevin Ariel Bastus

Latest posts by Kevin Ariel Bastus (see all)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *