All Boys Almagro Argentinos Jrs Altanta Barracas Central Boca Jrs Chacarita Comunicaciones Defensores de Belgrano Deportivo Español Sacachispas Ferro Huracan Nueva Chicago Platense Riestra River Plate San Lorenzo San Telmo Velez Sarsfield vacio

Fin de año inesperado

Esta iba a ser la nota de cierre del 2018, año en el que Huracán logró mantenerse entre los primeros cinco puestos del torneo y confirmó su ingreso a la Copa Libertadores 2019 entre otros objetivos alcanzados. Dadas las circunstancias, hoy toca reflexionar sobre la partida del técnico Gustavo Alfaro, quien tras 18 meses y de forma abrupta puso fin al contrato que lo vinculaba con Parque Patricios hasta junio del año que viene, justo unos días después de la confirmación de la partida de Marcos Díaz tras cinco años en el club.

Efectivamente, esta era la nota que serviría para repasar los 46 partidos dirigidos por Alfaro en Huracán entre Superliga y Copa Argentina en estos 18 meses, entre los que cosechó 22 triunfos, 15 empates, 9 derrotas y por ende casi 48% de efectividad. 58 goles a favor y 41 en contra en el Globo son los que tenía en el en su haber el ex técnico campeón de la Copa Sudamericana con Arsenal. Además, y como se ha destacado en más de una oportunidad desde esta columna, su equipo gozaba de una idea de juego y un orden que hace tiempo no se veía en los jugadores que se calzaban el globo en el pecho.

Clasificar a la fase de grupos de la Copa Libertadores del año que viene, en la que ya están sorteados los rivales, y mantenerse en las primeras posiciones a lo largo de todo el 2018 fueron dos de los objetivos planteados y cumplidos por el DT y sus ahora ex jugadores. Todo al tacho de basura. En el audio que circula en las redes, en el que Alfaro se despide de sus hasta hoy dirigidos, les aclaraba que ellos “son el legado de su mandato”, los que deben mantener esa idea que pregonó durante 18 meses. Mansa carga para personas que también recibieron el cimbronazo de fin de año al igual que los hinchas, quienes ya manifiestan su repudio a lo largo y lo ancho de las redes sociales.

Es desde ya atendible y entendible que ser director técnico es un trabajo, y como en cualquier otro uno puede recibir una oferta que satisfaga y supere las del lugar donde actualmente se encuentra. Hasta ahí todos pueden estar de acuerdo. En el ambiente del fútbol argentino es una realidad de perogrullo que una oferta para ser parte del “Mundo Boca” tienta a cualquiera, por servir de “vidriera”, para hacer una diferencia económica o para el fin que uno se imagine. El problema surge, no obstante, cuando las palabras volcadas públicamente se contrarían totalmente con la decisión que el trabajador -en este caso un técnico- termina tomando, tal y como sucedió en este caso.

Será responsabilidad de la CD negociar la indemnización por la rescisión del contrato de Gustavo Alfaro

El contrato de Gustavo Alfaro con la institución de Parque Patricios se extendía hasta junio de 2019, como se dijo anteriormente. En ese sentido, en la semana el presidente Alejandro Nadur desterraba de manera indubitada toda posibilidad de rescisión del mismo. Se ve que de algún modo a él también le llegó la noticia como una sorpresa. A las palabras se las lleva el viento, está claro, pero a un contrato firmado no. Será entonces responsabilidad de la Comisión Directiva en este punto negociar la indemnización que recibirá Huracán a cambio de la rescisión anticipada del vínculo contractual, sea un adelanto del 50% de Ramón Ábila o el préstamo de algún jugador del club Xeneize, como se viene afirmando en los medios. Es cuestión de días saber lo que ocurrirá en este aspecto, ya que el miércoles 26 Alfaro será presentado a la prensa como nuevo técnico de Boca.

Del lado de Huracán, el que pisa más fuerte hoy como nuevo DT es Antonio “Turco” Mohamed.

En relación a Alfaro, ahora ya no quedan más palabras que deseos de suerte en lo que se le avecina, que resulta ser un manso desafío deportivo, y gracias. Nada más. En su comunicado dejó en claro que “no espera que los hinchas lo entiendan”, un hecho innegable a sabiendas de la pasión con la que se vive el fútbol en este país. ¿Fue una decisión difícil como dijo en su mensaje de despedida? Seguramente, pero el resultado de la misma quebró para siempre el respeto y hasta el amor que había conseguido por parte de la mayoría de los simpatizantes quemerosNo hay vuelta atrás.

Como si esta noticia no fuera poco para el cierre del 2018, que arrancó bien y sin dudas termina mal, en la semana se dejó entrever la salida de Marcos Díaz tras cinco años en club. El golero, artífice de la obtención de la Copa Argentina 2014 ante Rosario Central y campeón de la Supercopa de ese año ante River, no renovará el contrato que vence el 31 de este mes. La diferencia -abismal por cierto- en relación a lo sucedido con Gustavo Alfaro, es que se preveía hace meses la partida de quien también fue subcampeón de la Copa Sudamericana 2015. Sin lugar a dudas que se irá un referente del plantel, muy respetado y hasta idolatrado por parte del Pueblo Quemero.

La reflexión final a la que uno llega en estos casos tan particulares (aunque no por eso atípicos) es que los integrantes de los clubes de fútbol son al fin y al cabo meros trabajadores de aquellos. En algunos casos se involucra su pasión por ese club, en otros casos no. “Los técnicos se van, los jugadores pasarán, la banda quedará, y nunca te va a abandonar” cantan los hinchas en el Palacio Ducó todos los fines de semana. Efectivamente, la historia seguirá siendo así.


Kevin Bastus para Clubes Porteños

The following two tabs change content below.

Kevin Ariel Bastus

Latest posts by Kevin Ariel Bastus (see all)

Comentarios