All Boys Almagro Argentinos Jrs Altanta Barracas Central Boca Jrs Chacarita Comunicaciones Defensores de Belgrano Deportivo Español Sacachispas Ferro Huracan Nueva Chicago Platense Riestra River Plate San Lorenzo San Telmo Velez Sarsfield vacio

A puro corazón

Emocionante. No hay otro calificativo para el partido que Huracán le sacó de las manos a Colón anoche en la vuelta al Tomás A. Ducó luego de 40 días. Fue 3-2 para la euforia de la gente, que en todo momento empujó a los protagonistas a conseguir lo que parecía épico. 

Tras la dura derrota ante Independiente la semana pasada, Huracán recibía en su vuelta a la localía tras 40 días al durísimo Colón de Eduardo Domínguez, ex jugador campeón y DT del Globo.

Con esos condimentos, sin dudas que la gente estaba ansiosa de ver a su equipo. La postergación del partido ante Argentinos Juniors y la doble fecha FIFA hicieron que el pueblo quemero tenga que esperar más de un mes para ver a su equipo en casa.

El ambiente se describía por sí solo. El frío que azotaba al Palacio de Patricios se iba esfumando a medida que el público local iba copando las cuatro bandejas. No obstante el marco, en el campo de juego, por su parte, los de Alfaro en un principio no pudieron replicar ese fervor del hincha.

Los minutos pasaban y las ansias lógicamente aumentaban. Huracán sabía tener la pelota pero su delantera, expresada primeramente en Diego Mendoza y Lucas Gamba, no concretaba las llegadas y la posesión. Como consecuencia y tras errores no forzados, el Sabalero golpeó primero. Y tras el primer baldazo, llegó el otro, 0-2 de local con toda su gente. Para peor, salía expulsado Carlos Auzqui (de respetable primer tiempo) por una dura plancha. Panorama sombrío asomaba en la noche de Parque Patricios.

Todo parecía perdido. Todo. Pero no. La gente supo que el jugador los necesitaba. Supo interpretar que era el momento de “entrar a la cancha”. Varios jugadores lo reconocieron en conferencia después: “El empuje de la hinchada se sintió” sentenció el ex Unión Lucas Gamba, figura estelar del segundo tiempo.

Este triunfo es de los jugadores, que me cerraron el…” se rió Alfaro acerca de lo hablado tras el encuentro con sus comandados, que aunque no lo quiso admitir fue decisivo a la hora de analizar las variantes a realizar tras la expulsión. Walter Pérez, Andrés Chávez y Norberto Briasco saltaron al campo de juego de manera formidable, tanto que el delantero ex Boca participó en dos de los goles.

Diez minutos. En ese tiempo, Gamba y Felipe Roa se convirtieron en los héroes de la noche. Héroes que junto a sus compañeros no dieron por perdido el partido ni aún perdido. Garra, corazón, perseverancia. Tres palabras que junto al apoyo desde las tribunas pueden explicar un poco el 3-2 final, más emocional que táctico sin dudas.

Inmensa victoria se quedó el Globo de Gustavo Alfaro. Tres puntos que parecían perdidos. Tres puntos que acomodan al elenco capitalino en plena disputa por clasificarse a alguna copa (más). Si ganar es lindo, ganar así es aún más. El desahogo final de los jugadores y los hinchas, que parecían uno solo en los festejos, lo demostró. En la próxima estación, Lanús, próximo 5 de noviembre a las 21hs, Alfaro y los suyos deberán consolidar el envión anímico que significó este verdadero triunfazo.


Por Kevin Bastus para Clubes Porteños

The following two tabs change content below.

Kevin Ariel Bastus

Latest posts by Kevin Ariel Bastus (see all)

Comentarios